5 Respuestas Claves que debes tener antes del 2018


Diciembre es la época donde la mayoría mis amigos empresarios se encuentra ante el dilema involuntario de estas fiestas que ponen a prueba el rigor de su espíritu empresarial entre aprovechar los beneficios de culminar el año en oportunidades para la empresa y el insalvable impulso de pasar la página de todo lo que costó este año y compartir en familia una merecida noche buena o sencillamente hacer una pausa de todos nuestros deberes y creer que todo el resto se encuentra haciéndolo también.
Todo intento de salir de este dilema requiere una cuota de voluntad - “La estrella de la navidad persigue a mis clientes, yo trato de subirme en ella” - me dice Dn. Carlos, comerciante de útiles de oficina que ahora vende también adornos y accesorios navideños importados de todo tipo en sus tiendas de Los Olivos.
¿QUÉ DICEN LOS CLIENTES DE NOSOTROS?
La respuesta más directa de todo nuestro esfuerzo durante este año está confirmada por las opiniones que expresan nuestros clientes sobre nosotros, lo más importante - ¿A quién? - cuál es nuestro impacto en su círculo de amigos, compañeros o vecinos y a fin de reconocer sobre qué medios seguir alimentando su interés, debemos saber - ¿Cómo?- resulta importante conocer los medios, el momento y las condiciones en que nuestro producto o servicio adquiere el valor suficiente en sus vidas como para que lo divulguen como parte de su identidad.
¿CUÁNTO RINDIÓ TU INVERSIÓN EN PRODUCTOS Y SERVICIOS?
Así como reconocer la reputación que puede divulgar nuestro clientes es importante hacer una evaluación desde el interior de la empresa y respondernos como va nuestra oferta en cuanto a rendimiento de todo el dinero y esfuerzo que metimos mes a mes en nuestro negocio, sobre todo - ¿A qué perspectivas respondió?- dependiendo de los objetivo que como empresarios nos hayamos planteado (¿Por qué de seguro están escritos y son de dominio de los correspondientes o no?), o de lo contrario sencillamente propongo hagamos un esfuerzo en retrospectiva para simplificar y preguntarnos que queríamos en realidad hacer: “vender más por más”, “vender más por lo mismo”, “vender lo mismo por más”, “vender más por menos más veces”, “vender menos por más”?
¿CUÁNTO ME COSTÓ TRAER A CADA CLIENTE?
Ésta es la respuesta que por mucho puedo asegurar que muy pocos de mis amigos empresarios puedes responder a ciencia cierta, de seguro al leerla pensaste -quiere decir ¿Cuánto invertí en hacer venir a mi cliente? O sea, ¿publicidad?  – y no, hablo de cuanto nos cuesta en cuanto a la calidad que cuidamos, horas hombre de buena atención, recursos promocionales, errores asumidos y corregidos, entre otros, traer a nuestros clientes a nuestro negocio, esa es una cifra importantísima en nuestra cadena de valor y que sólo logran quienes ponen mucha atención en negocio en el que invierten nada más y nada menos que su vida. Ahora una vez respondida esta pregunta viene la más importante a contestar de cara al próximo año - ¿Cuánto debería invertir? – como reconocer lo que exigirá el cliente e mi negocio a la par de mi competencia, cuanto debería invertir para que mis clientes lleven mis nuevos objetivos a una realidad.
¿QUÉ VALE LA PENA MEJORAR PRIMERO?
Aquí una pregunta que de seguro nos haremos en Enero del 2018, cuando las cosas ya empiecen y “conozcamos” a ciencia cierta con que comenzamos, al contrario de lo que se piensa, reconocer nuestros objetivos más importantes en el orden correcto les agrega la primera medida que debemos tener en cuanta y que indefectiblemente siempre va en resta: el tiempo. Responder - ¿Por dónde debería empezar? – antes de una reunión a inicios de año permite reajustar nuestras expectativas y en tanto saber sacar el mayor provecho posible a lo que ofrecemos a nuestro cliente.
¿QUÉ CLIENTES DEBO CONOCER?
Por último, está no solo conocer que es lo que depara nuestro mercado considerando que este no cambie, sino reconocer a nuestro cliente y el entorno en el que se mueve diariamente tomando su satisfacción como nuestra vía a poder crecer como empresa, una empresa crece tanto como sus clientes y en toda empresa llega el momento de reconocer que contactar con nuevos clientes en el mercado exige que nos organicemos y veamos precisamente hacia donde apuntar nuestro esfuerzo y nuestro tiempo. Así mismo, reconocer que estos clientes potenciales ya cubren sus necesidades de alguna manera en base a otra oferta, en tal tenemos que observar la nuestra y a la competencia es aquí donde también nos preguntamos - ¿Debería innovar para hacerlo? - si es que es necesario agregar o mejorar algo en nuestra propuesta hacia el cliente, ojo, no sólo en cuanto a agregar algo de valor a lo que ofrecemos directamente, sino a su vez como reducir costos y lograr una mayor competitividad y un mayor rendimiento para nuestro negocio.
Conocer a nuestro cliente será el secreto a luces que definirá los negocios que se permitan crecer este 2018, pudiendo mover sus recursos y desarrollar una trayectoria acertada con su negocio y todas las personas que confían en la cabeza del negocio, iniciando por los que motivan su lucha, y que resultan los más importantes antes y después de cada decisión en nuestra empresa.
Así que la pregunta final de este año que les dejo amigos empresarios, si el respaldo en ustedes mismos al decidir los llevo hasta aquí, ¿También los hará despegar de donde están o es que esa decisión al final de cada compra recae verdaderamente en el cliente?. Que tengan buenas fiestas en compañía de su cada una de las personas que aman y pensemos en nutrir y hacer fértiles nuestras acciones este 2018, pensemos en crecer de la mano de las personas que confían en nosotros para resolver sus problemas y los nuestros, confiemos en nuestros clientes.

La Comunidad Peruana de Marketing

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tus consultas y comentarios:
RECUERDA: Que si no tienes cuenta Google, ve a "Nombre/URL" y deja tu nombre.
Tu comentario será publicado en breve después de ser revisado.
Muchas Gracias