¡Lo Dijimos!. ¿El Brdg a la Checa encuentra sus límites?


Y sucedió lo que tenía que suceder. Hace varios meses, en Marzo del 2016, desarrollamos nuestro concepto de Branding a la Checa (Ver http://mercadeando.com/blog/brdg-a-la-checa-ls-pbcsts-atcn-d-neo-marketing-estrategico/)  , esa nueva tendencia de los branderos, publicistas y/o diseñadores gráficos y planteábamos la reflexión sobre la pertinencia que las marcas abandonen sus nombres o denominaciones completos eliminando las vocales de los mismos para adoptar, como el idioma checoslovaco, nuevas denominaciones que encajan más bien como siglas que como nombres propiamente dichos, buscando aparentemente imitar el “lenguaje” de los mensajes de texto de los millenials, que tienden a eliminar las vocales para escribir más rápido en sus intercambios, buscando asumimos algún tipo de vinculación emocional de esas que andan de moda. Alertamos en ese momento que el enorme riesgo que se corrían las marcas es caer en lagunas de indiferenciación puesto que al abandonar el nombre “Bembo’s” ® por “B”, cualquier otra marca que tenga como inicial la misma letra, podría apelar a la misma táctica siendo que en el mercado convivirían docenas de marcas “Bs” en diferentes formas y colores. Es conveniente evitar la discusión técnica si son imagotipos, isotipos o logotipos y centrarnos en la mirada desde el consumidor de a pie, para quién estos elementos finalmente representan a sus marcas / productos, ergo, actúan como signos distintivos, o deberían, pues al optar por usar solamente las iniciales, es evidente que la distintividad se reduce notoriamente, y nuevamente el mercado nos da la razón: ahora es posible encontrar 02 marcas “D”, una de Do it ® y otra de D’onofrio ®, y siguiendo la línea de esta propuesta, mañana podría aparecer otra D de Dreamer ® (colchones), otra D de Dento ® (pastas dentales), o la D de Dove ® (jabones) y así hasta el infinito. 
¿Hace sentido?, ¿es conveniente para las marcas auto – mutilar su nivel de posicionamiento y distintividad acercándose fonéticamente a varias otras aún de categorías diferentes?, ¿es la intención de “conectar emocionalmente” con la audiencia razón suficiente para sacrificar la identidad de la marca?. Nosotros tenemos claro que no, que una táctica (conectar con el auditorio) no puede quebrar un concepto (identidad y distintitvidad de un marca), pero es claro que hay empresas que se han comprado la apuesta, solo nos queda monitorear los hechos y seguir reportando, pero ya no podrán decir que no se los dijimos. Cuando quieran conversar al respecto, saben dónde encontrarnos.
Fernando Zelada

La Comunidad Peruana de Marketing

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tus consultas y comentarios:
RECUERDA: Que si no tienes cuenta Google, ve a "Nombre/URL" y deja tu nombre.
Tu comentario será publicado en breve después de ser revisado.
Muchas Gracias