El efecto "Ekeko Marketero" y como afecta a su sector (Parte I)


Hoy Alberto Sulca va a tomar una decisión importante, hace unos pocos meses acaba de abrir su negocio, después de 10 años de ahorros decidió decirle adiós a los gajes del oficio de trabajar para una empresa, dedicar este tiempo a su idea de negocio y el inmejorable salario emocional que le da su familia. Para abrir esta empresa ha llamado a dos de sus amigos el "Pepe" y Raymundo, ha jugado partido con ellos siempre, conoce a sus familias y son de confianza. Para asegurarse de emprender con buen pie, también se preocupó de recibir asesoría y empezó a asistir a algunas charlas para emprendedores.

Se dio el tiempo junto a sus amigos para ir a estas charlas, donde compartieron muchas frases motivadoras y muchos ejemplos de lo bueno que es empezar a trabajar por los sueños propios, entre ellos mencionaron a Starbucks®, Apple®, IKEA®, Uber®, Cinepapaya®, Facebook®, Linio® y otros que presentaron como prueba irrefutable de distintas estrategias de marketing que hablaban de ser el “nuevo marketing” e incluso de ser su reemplazo, algunos ejemplos parecían promocionar empresas que Alberto no conocía pero los ponentes que él consideraba conocedores decían que era lo nuevo, lo que exigían los clientes y que lo anterior era “tradicional”, no le quedaba claro que estrategias exactamente eran "tradicionales", pero si se esforzaron en dejarle claro que eran copiables, costosas y de poco beneficio.

Animados por las charlas, Alberto y sus amigos decidieron invertir en marketing para su negocio y recoger las propuestas de tantas empresas ponentes, así ingeniaron lo necesario que era tener un página web, y en esta poner fichas de pedidos, animaciones y videos con lo que el cliente puede hacer, perfiles de sus empleados; además de una página de Facebook con una tienda de sus ofertas, un community manager que responda consultas, videos y tutoriales, así como publicidad de sus productos y servicios porque lo de ahora es el ”marketing de atracción” y las redes sociales; importantísimo el mailing con el último software a las principales empresas y conocidos, los afiches, el panel de la puerta, los banners con las ofertas, millares de volantes, avisos en boletines comerciales y docenas de llaveros, polos e imanes porque “todo el mundo lo usa”, bolsas con su logo trabajado por diseñadores que conocen el “código mental" del cliente, un par de jóvenes en bicicleta con banderillas del negocio porque hay que ser “disruptivo” con el “Street marketing” y justo cuando estaba revisando lo caro que le puede salir hacer una aplicación para móviles que le dijeron era importante para hacer “growth hacking”1 y salir del marketing “tradicional”; justo antes de lanzar su blog porque era lo único que encontraba casi gratis…. Se dio cuenta que ya había gastado gran parte de su presupuesto de marketing y decidió llamar a un amigo de su hermano que dicen es consultor de marketing, en realidad Alberto no conoce muy bien esta labor.


En la visita el consultor le hizo una serie de preguntas, revisaron los locales, hablaron de marketing y Alberto pudo al fin comprender los límites de tantos términos que le habían hablado de marketing, al finaliza el consultor le hizo una única pregunta: ¿Cuántos clientes conoce que hayan vuelto por estas estrategias que aplicó? Alberto desconcertado empezó a hablar sobre sus clientes asiduos, el consultor aclaro “¿Cuántos de sus clientes?” y Alberto se quedó pensando.

El consultor le dijo: “No te preocupes Alberto esta respuesta no es muy conocida por muchos, dime, ¿Con cuál de éstas inversiones te retorna más dinero?”, a lo que Alberto volvió a comentar casos puntuales, sin un monto o estrategia en particular.

El consultor sabía que era hora de hablar de la diferencia entre marketing operativo y marketing estratégico, hablaron de muchos elementos que tildaban de “tradicionales” en las charlas y Alberto pudo distinguir que había descuidado temas como la calidad del servicio , los reclamos sobre las entregas, la gestión de sus productos, la mecánica que le daba a sus ofertas y descuentos, que sus empleados cometían errores porque asumían las demandas del cliente y que al parecer por observar lo que le decían que necesitaba el cliente, olvidó preguntarle a su propio cliente; incluso pudo encontrar lo ridículo que era tener un baño para clientes sumamente carente y sucio en una de sus ferreterías, cuando el mismo comercializa productos de limpieza y aromatización...


1. Growth Hacking, es un conjunto de técnicas de mercadotecnia desarrolladas por las empresas de tecnología que utilizan la creatividad, el pensamiento analítico (que se realiza como parte del proceso del pensamiento crítico), así como las métricas web y de redes sociales para vender sus productos y ganar exposición.

La Comunidad Peruana de Marketing

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tus consultas y comentarios:
RECUERDA: Que si no tienes cuenta Google, ve a "Nombre/URL" y deja tu nombre.
Tu comentario será publicado en breve después de ser revisado.
Muchas Gracias