Me llamo Marketing y soy peruano


  Quiero reiniciar por contarte sencillamente que son dos motivos los que me motivan a escribir de nuevo: primero, que ya han pasado cuatro años desde que iniciamos, estudios propios y tantos frutos de aprendizaje práctico (cosa poco nueva en la carrera) con mucha humilde expertiz que ya no puedo negarte y muchos temas en los que ya no me debo omitir; segundo, la invitación (ahora ya pública) a unirme al lado de “La Fuerza”  de uno de mis amigos y mentores más apreciados: Fernando Zelada, en su última reseña de lo que fue el 2016 en su blog mercadeando y adicionalmente mi eterna manía de hercharle la mano a lo que amo, en este caso mi Ikigai1: El Marketing.

  Quiero iniciar invitar al lector (sobre todo mercadólogos, marketeros y tratantes) a hacer un ejercicio mental muy desarrollado en sesiones de marketing, y preguntarse: Si el marketing peruano fuera una persona, ¿Cómo sería? Quiero poner a prueba mi subjetividad con ustedes y compartirles mi borrador hecho al momento.

1. Joven, el marketing peruano tiene orígenes relativamente contemporáneos y prácticas traduciblemente remotas, sin embargo, sus conocimientos “kotlerianos” llegan al Perú en los años 90´s y se enseñan en el Perú desde el siglo XXI, los tiempos son acelerados pero los bucles y olas que da nos demuestran que esta en un proceso de crecimiento (con cambios de voz, acné y todo).

2. De contextura media, no es grande ni pequeño, ni alto ni bajo, según las chicas “normal nomás”. Con grandes ambiciones, pero una movida muy local, un expomarketing al que ningún de otro país se pelea por venir (un CAMP que va por ahí) y otros que son el alma de la fiesta de la casa. Tiene talento por descubrir y mucho más por desatar.

3. Cada vez menos Influenciable, Personalmente puedo agregar a la cita de Roy Grillo (“El Marketing es como el sexo, todos creen que lo hacen bien“) que en el marketing lo tibio, lo blandengue a lo mejor puede resultar en compresión, ánimo o hasta alegría, pero sólo la consistencia puede llevar a la satisfacción contenta y compartida.

  En efecto, después de tanto crapuloso truchimán del marketing (gurús para exprofesos) que hemos visto pasar trayendo tendencias de moda que han llenado desde las cajas de las imprentas del Jr. Puno y la Av. Wilson hasta auditorios universitarios completos;  después de ver pasar fenómenos con aciertos y desaciertos que tuvieron su tiempo de mainstream2 como el “.com”, Marketing POP, Marketing Online, Social Marketing, Insights, Neuro marketing, Móvil Marketing, App Marketing y ahora el Marketing Ontológico en muchos casos cubiertos de una porción “vislumbrante" de ejemplos de grandes empresas (Muchas más grandes que ese  0.6% de empresas grandes que hay en el país) y de superficialidades que dejan aún zurumbáticos a un grupo importante de aficionados al marketing, se empieza apreciar una mayor tendencia crítica.

   Dentro de todo, empiezan a surgir profesionales dispuestos al debate, a dejar de ser petimetres obsesionados con los "nuevo de lo nuevo de lo nuevo", y un grupo menor de profesionales dispuestos a poner mano y aportar consistentemente a la profesión más allá de servir a la conveniencia económica. Profesionales con la trabazón moral y la disposición intelectual de observar y aterrizar el marketing a través de modelos que le sean útiles al 99.4% de PYMES de donde trabajan y comen la mayoría de peruanos.

4. “Multitasking” (“Mil oficios”), aunque en algunas empresas se va avanzando con la concepción concreta de lo que es marketing según el último EDM 2015 ®, actualmente muchas empresas siguen creyendo en el esoterismo laboral de llamarle “exigencia” a demandar un profesional que relativamente haga de diseñador gráfico – publicista – redactor – creativo - agente de cuentas – mercaderista - community manager – analista – investigador de mercado – capacitador – productor de eventos – anfitrión – maestro de ceremonias entre otros en los que no puede faltar vendedor (todo un “Super amigo Lux”). Todos estos requerimientos conjuntos derivada y gradualmente redundan en una distracción del aporte estratégico del profesional, que acaba cuando menos en una obediencia de cabistre, empobrecida por omisión al enfoque de gerencia y exigua en su aporte a la organización.

5. Capitalino, Humildemente como limeño y sin desmerecer el esfuerzo de nuestros profesionales de provincia, una vuelta por material de estudio, tendencias e incluso beneficios que pretende nuestro marketing, muestran estar dirigidos en su mayor parte al cliente urbano, acostumbrado a ciertas comodidades que nos brindan sólo ciertas condiciones en algunas ciudades de nuestro país, es más, la propuesta de marketing centrada en la capital hace de Lima una especie de “burbuja polarizada” de marketing, que observa al exterior y muy pocas veces a la satisfacción del 68% de peruanos restantes, con necesidades imperiosas de beneficios y mejoras de calidad más allá de la promoción de una nueva tarjeta o la felicidad de una gaseosa con un video en redes. Si bien el entorno lo propende, el marketing necesita descentralizarse.

  En suma, el marketing peruano a pesar de tener muchos representantes preocupados que citaré detalladamente en próximos artículos por no omitir, se encuentra dentro de un proceso propio, es un joven en crecimiento, noble, buena gente, presto a atender a todos pero poco a poco despertando hacia una consistente y selectiva identidad propia, dejando la búsqueda de reafirmación en modelos exacerbados y panaceas novedosas, una profesión en expansión a bien de los profesionales generosos que alimentan las directrices que lo guían a un desarrollo sano alejado de la chatarra y las malas prácticas. Por mi parte, espero humildemente compartirles próximamente con el permiso de su pulgar, algunos análisis, resultados y experiencias en este intento de “rascahuele” de pantalla y de mi paso por el marketing esperando que sea de vuestro provecho.

  En conclusión, con este simple, sencillo y personal ejercicio mental, quiero invitarte a evaluar como resultaría el marketing para ti, ¿Cómo miran a nuestro marketing cuando sale a la calle?, ¿Qué dicen de él?, ¿Cómo responde?, ¿Cómo se viste en casa?, ¿Qué hace cuando está a solas con el consumidor? ¿Qué pasa por alto? Es medular para nuestro crecimiento que empecemos a vernos en el espejo, que empecemos a descubrir lo que podemos hacer con ese “don” de mediar en la satisfacción de las personas y hacer marketing por el resto de peruanos. Te invito a  que ganemos la altura de reaccionar y la osadía de defender y construir marketing en un entorno en el que “marketear” connota “maña para vender”, a salir de la pantalla para dejar de ser una idea que inspire y convertirnos en una obra propia de esta disciplina de prosperidad: Nuestro Marketing.

1. (生き甲斐, pronunciado ikiɡai) es un concepto japonés que significa "la razón de vivir" o "la razón de ser".

2.son términos que se utilizan para designar los pensamientos, gustos o preferencias predominantes en un momento determinado en una sociedad.

La Comunidad Peruana de Marketing

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tus consultas y comentarios:
RECUERDA: Que si no tienes cuenta Google, ve a "Nombre/URL" y deja tu nombre.
Tu comentario será publicado en breve después de ser revisado.
Muchas Gracias