¿Te Imaginas un Salón de Belleza Auténticamente Varonil? (Parte II)


Continuando con la entrada anterior: Marketing de Belleza: ¿Te imaginas un Salón de Belleza Auténticamente Varonil? [Parte 1] y después de culminar con la consulta prometida  principalmente hecha a algunos varones y profesionales estilistas (118 peruanos), decidí traer algunas respuestas aquí, además de una que otra idea que ya me empezaban a rondar la cabeza a partir de que empezamos a hablar de este tema, haciendo un conjunto de todas ellas vamos a resolver las preguntas que dejamos pendientes en el primer articulo:

A la pregunta que dejamos en el anterior artículo...
¿Cuáles serían las características de un salón de belleza auténticamente varonil?

Comencemos por definir este servicio como una propuesta para el mercado que ofrece una experiencia distinta, partiendo de asumir de que algunos varones no nos sentimos necesariamente cómodos de demostrar preocupación por tendencias metrosexuales, deberemos considerar que la experiencia social que se brinde en el ambiente y su simbiosis con el cliente interno resultan sumamente importantes.

Entre la sugerencias recogidas encontramos que probablemente debamos contar con una variedad de productos abiertamente masculinos que inspiren confianza, calidez y porque no decirlo: ego, pero una clase de ego basado en espíritu de autosuperación sea cual sea nuestra condición física frente a las oportunidades de la vida, a un hombre "cazador" de su destino y que lo demuestra con confianza en su look. 

También ambientes de sociabilización relacionados con deportes y actualidad, con un staff en el que calzaría perfecto aquel barbero que nos saluda con un entusiasta "doctor! Buenas tardes" y señoritas que pongan a disposición bebidas frías o incluso un poco de manicura (¿Por si un metrosexual viene no?).

Partimos de un público masculino desde los 15 hasta los 65 años, enfocado en el joven adulto entre 25 y 35 años, de clase media emergente y media alta, con un estilo de vida entre adaptado y progresista, que en su mayoría cuente con un trabajo dependiente en el que la expansión de sus relaciones sociales es importante, llevándole a evaluar como verse mejor de tanto en tanto para diferentes ocasiones. El precio tendría que estar acorde con los niveles actuales en el mercado para este público, en Lima - Perú, fluctuantes entre 20 y 50 soles, a los cuales acompañaremos de un conveniente café o una refrescante cerveza baja en alcohol puesta a disposición por una señorita (disculpando el probable sexismo de la figura). Suena bien no?.

El personal a cargo sería varonil hasta un 50% (los encuestados valoran la habilidad femenina sobre los detalles), probablemente encontraremos personal desde afable y moderado hasta chacharachero y "entrador" que transmitan confianza y cercanía en todo aspecto, acompañados de damas que cuiden detalles de atención, tratamiento capilar, o masajes terapeúticos que son también importantes para parte del público, todos atendidos con procesos ordenados pero lo suficientemente sutiles para no ser restrictivos y así poder enviar un mensaje de flexibilidad y preocupación por atender las necesidades de nuestro cliente.

Y por último dejando la promoción para un párrafo siguiente esta uno de los elementos más importantes, el ambiente, el cual definitivamente comienza por un área de estacionamiento no necesariamente grande pero si funcional donde nos recibe un atento asistente de valet parking o sencillamente un guardián que cuidará de uno de los más importantes bienes para un hombre, su auto. Una entrada por la cual vamos directamente al contacto visual con el área de servicio y sobre todo la escena centrada en el saludo atento de los dependientes, secundado por la atención de una dama en el área de espera con sillones que colocan al cliente en una posición confortable para empezar una plática de trabajo, compartir las vivencias o comentarios de actualidad del deporte, con acceso a una cerveza helada mientras espera la atención de los diversos servicios, en medio de un ambiente de imágenes con mensajes de confianza para toda condición masculina.

¿Se llamaría Salón de Belleza, Barbería o debería tener una nueva denominación?

Preguntamos a un grupo de 118 hombres entre 25 y 41 años mediante medios virtuales, de entre los cuales tuvimos un 63.2% para los que la denominación "Barbería" les pareció un nombre más orientado a la experiencia ofrecida líneas atrás y/o en todo caso fácilmente identificable para varones del público objetivo.



¿Cuál sería el mejor lenguaje para comunicarlo a su mercado objetivo?

Dentro de esta breve encuesta solicitamos sugerencias de marca para establecimiento  apareciendo entre las sugerencias más interesantes nombres como: "Mostachos", "La Barba", "Barberos" y "Figaro's", incluyendo recomendaciones de aparecer no sólo en programas de deporte o noticiarios, sino también como publireportajes en algunos programas del hogar a fin de llegar también a esa fuerte influenciadora que resulta al final del día (y al inicio sobre todo) la mujer en la casa. Es importante también tomar en cuenta el BTL no tradicional en autoservicios y farmacias de la zona a través de instrumentos interactivos y amenos, y publicidad tradicional en las calles aledañas a cada establecimiento del negocio como los tradicionales volantes, avisos en taxis tampoco estaría nada mal.

Las Redes Sociales y los Medios virtuales pueden participar enfáticamente en el lanzamiento y el reconocimiento de la ruta del consumidor a través del crossmedia, valga mencionar que el público adulto entre 35 y 55 años es el que proyecta mayor crecimiento para este año en Facebook con un 45%. Una fanpage o un blog sobre cuidado masculino que apunte a la autoaceptación y destaque lo útil de optimizar la imagen a través de consejos y ¿Por qué no?, videos con un enfocado concepto de storytelling referido a los efectos del cambio de look, siempre he creído que la TV personalizada es una opción poderosa para darle consistencia y espíritu a una marca online.



 ¿Cuál sería la ruta del cliente a través de la experiencia del servicio? 

1. El primer contacto.- La ruta podría comenzar desde que nuestro próximo cliente observa el aviso "gracioso" en el lavabo del baño de hombres del cine, y este puede ser apoyado en los buenos comentarios de la compañera que vio un publireportaje sobre el negocio. Una visita casual al website desde la oficina a fin de averiguar precios y ofertas, quién sabe, este próximo cliente entre también al video donde se presenta rápidamente la atención que recibirá de acudir. Sabemos ciertamente que el contenido atractivo asociado a una estrategia de precios competitiva (por lo menos en Perú) logrará ese primer encuentro ansiado entre el cliente y la fachada de nuestro negocio.

2. El Saludo.- Una vez frente al negocio, se pone a prueba uno de los más importantes elementos que que brindan esa importantísima primera impresión del servicio: el agente de seguridad, para el cual el recibimiento afable y atento debe ser política de la empresa, en tal, nos saludará con la misma sonrisa sea que venga con un "vocho" (volkswagen beattle), una camioneta Mercedes Benz o a pie. Este agente no sólo guiará a cualquier cliente a estacionarse, sino también tendrá a mano las opciones de estacionamientos cercanos de encontrarse el nuestro lleno.

3. El Encuentro con nuestro servicio.- Al entrar podemos tener a una agente de servicio, que nos ayude a dar agilidad y orden a los servicios. confirmar las citas que un cliente haya reservado desde la website o el móvil, hasta servir las bebidas y ponerlas a disposición en la sala de espera junto con la televisión, revistas y periódicos, valga mencionarlo tiene que ser una mujer con una adaptación desarrollada al trato del púbico masculino, para saber mantener una atención afable y no distante tanto  a un jovencito como a un hombre de edad madura. Su labor vendrá auxiliada de un agente de limpieza que se encargará del mantenimiento del local.

4. El Desarrollo del servicio.-Después de una espera agradable, el cliente pasa a lo más importante, una atención de confianza con un profesional que la inspire, a sabiendas del tiempo que tomará la atención, el barbero no sólo debe mostrar afabilidad, sino esa sutil precisión tan importante en el uso de la navaja y las artes casi histriónicas del corte, dejando un resultado impecable, cabe recordar que la loción y el aroma con el que brindemos el remate a esta labor será bastante importante para "firmar" nuestra atención. Antes de finalizar nuestra atención podemos darnos un espacio para la venta sugestiva y ofrecer algunos servicios alternativos como un tratamiento capilar con sábila, pedicura para temporada de playa y afeitados especiales presentes en nuestro catalogo de servicios, con esa confianza que nos puede dar solo un profesional que nos conoce.

5. La Despedida.- Para finalizar debemos ofrecer una despedida agradable y una nueva invitación a pre reservar otra cita (dado que generalmente los varones sabemos cuanto nos "dura" un corte), así mismo el solicitar de información alternativa sobre el cuidado masculino el cliente. No nos podemos olvidar de brindar un regalo como un aromatizante para auto o un lapicero que haga recordación de nuestra marca.


¿Con qué servicios debería contar y que espacio de servicios complementarios abriría la propuesta de estos negocios?

Nuestros encuestados preven que un salón varonil de belleza debería contar con los servicios básicos como Corte, Afeitado, Rapado y Tinte, complementados con servicios como tratamientos capilares o faciales con aplicaciones, pero de rápida ejecución. 

Así mismo podemos tener servicios especiales del tipo spa, como reflexoterapia, masajes, podología y otros que puedan atraer la atención como por ejemplo un masaje "Levantacuerpo", una tratamiento Podológico para "Pie de Campeón", entre otras ideas de los encuestados,

A propósito de esto,  en Perú por ejemplo ya existen Spa para Hombres (Por ejemplo SKIM SPA) , que si bien tienen algunos de los servicios que aquí se suscriben, no comparte el modelo de negocio de un Salón de Belleza por distintas razones, por ejemplo, a la hora que consultamos no encontramos disponibilidad para el público varonil  en cuanto a preguntar quien es su "reflexoterapeuta", "podólogo" o "masajista" de confianza, la dinámica de ambos negocios es distinta.

Y para el caso de Perú ¿Dónde podría ubicarse y a cuanto podría ascender la inversión?  

Dentro de la encuesta se destacó en primer lugar el distrito de San Isidro, sin embargo los distritos de Magdalena, Jesús María, Surco, La Molina y San Luis estuvieron también presentes siguiendo ese orden, 

Así mismo, consultamos y a mano alzada un Salón de Belleza promedio, en  un distrito como Jesús María,  Magdalena o San Luis, puede como mínimo tentar una cifra inicial de $70000 para contar con 8 a 10 estaciones de servicio, punto a parte del espacio para masajes y tratamiento corporal, tomando el local por alquiler.

Habiendo respondido estas preguntas que espero de origen a más y habiéndome quitado la espina de conocer como sería percibida esta idea, en estas líneas un poco apresuradas sobre cómo se desarrollaría una propuesta de este tipo, todos los nuevos aportes quedan bienvenidos.

Bendiciones punteros

La Comunidad Peruana de Marketing

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tus consultas y comentarios:
RECUERDA: Que si no tienes cuenta Google, ve a "Nombre/URL" y deja tu nombre.
Tu comentario será publicado en breve después de ser revisado.
Muchas Gracias