Hola, soy marketero




Probablemente Hola!, sea lo primero que el Marketing te diga, desde el estante del mercado, la sonrisa de la señorita que te atendió el café,  las promociones en la caja del supermercado y las cintas que te dicen "oferta" alrededor del jugo y la merienda que llevará tu niño al colegio. Es muy usual que los mercadólogos o marketeros (dependiendo del ego y la usanza) queramos distinguirnos de la etiqueta que navega sobre nuestras cabezas desde que estudiábamos la carrera, aquella que hace que todos resuman en su mente el marketing como una idea relativa y gaseosa entre la venta y la publicidad, sin contar a aquellos que de buenas a primeras dicen: "él es marketero, de seguro te quiere vender", cuando el acto de vender es uno de los orígenes mismos de la profesión marketera pero no simplifica, ni por intento, su misión; ni hablar cuando dicen de que algo es "puro marketing" refiriéndose a algo falso o que connota farsa por parte del que vende.

De seguro a muchos mercadólogos (o marketeros) se nos atribuyen desde poderes psíquicos hasta los principios más bajos, y ciertamente el marketing es un concepto tan propio, amplio y humano que podemos encontrarlo fácilmente en nuestra vida diaria, por lo menos para el mercadólogo promedio que sin contar con mayor facultad "psiquica" que poder observar a sus símiles satisfaciendo sus necesidades.

Los invito a realicemos un ejercicio práctico: Imaginemos por un momento que alguien se lleva algo que te costó esfuerzo obtener/producir y sin embargo tu no sientes ni recibes nada a cambio, trata de pensar en aquel insecto que pudiste pisar camino al trabajo y del cual no tienes idea, esa sensación es la de un mundo sin marketing para nosotros, como el árbol que cae en medio del bosque solitario y nadie sabe lo sabe. Gracias a Dios percibimos un mundo donde podemos sentir diariamente el latir de la satisfacción de los nuestros, desde un negocio, disfrutando un plato de comida con alguien, compartiendo ideas con un café, un mundo donde trabajamos todos los días los mercadólogos para que las personas sientan como cambian su mundo de hace un minuto atrás, en el que no estabas ni si quiera leyendo estas líneas y en el que sin embargo compartiste algo con los demás, hasta con un sencillo "Like".

Vivimos en un mundo donde para bien o para mal valoramos y nos valoran todos los días, un mundo donde descubrimos nuevas cosas y las asociamos infinitamente brindándoles un significado para nosotros, un mundo donde existe un intercambio indeterminable de valores en forma de ideas, sentimientos y sensaciones, satisfechas por productos y servicios diversos que ocupan cada momento de nuestra vida.

Y antes de empezar con esta comunidad, este webblog, y en general con esta aventura, quiero darte la bienvenida a este mundo auténticamente tan humano, este mundo donde observamos y desarrollamos valor para su intercambio a cada instante a través de un momento que buscamos sea inolvidable, un viaje tranquilo, una sensación saludable y pacífica o simplemente una compra acertada, este mundo que es existe desde antes de definirse como ese Marketing que nos inspira justamente volcarnos hacia una misión tan ambiciosa como la de buscar la satisfacción del ser humano de forma mutuamente valiosa.

Por último, aquí les dejo un primer consejo: La próxima vez que veas un mercadólogo (o marketero) y quieras saber si esta preparado para hallar el valor de tu esfuerzo, tu empresa o aquello que quieres brindar, pregúntale sin importar que pueda parecer atrevido o torpe..."Eh marketero, ¿Cuánto vale en ti el marketing?". Nos vemos.

La Comunidad Peruana de Marketing

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tus consultas y comentarios:
RECUERDA: Que si no tienes cuenta Google, ve a "Nombre/URL" y deja tu nombre.
Tu comentario será publicado en breve después de ser revisado.
Muchas Gracias